CN_GemmaHarris_3_138Por Alejandra Tovar

Con Dylan Baldi como su líder, alma y cerebro, esta agrupación originaria de Cleveland acaba de dar a luz su tercer álbum, Attack on Memory, y lo ha hecho con una brillantez hasta cierto punto inesperada, dados los antecedentes de sus dos primeros discos.

Tanto Turning On (2010) como Cloud Nothings (2011) tenían un sonido que los hacía parecer como una más de esas bandas de happy punk que pululan por el mundo. Muy pocos los tomaron en serio y por eso, cuando anunciaron la aparición de su nuevo plato en enero pasado, el escepticismo fue la constante. Sin embargo, vaya sorpresa.

Cloud-Nothings-Attack-on-MemoryAttack on Memory nada tiene que ver con el happy punk o cualquier subgénero semejante. Estamos, por el contrario, ante un disco de escasas ocho canciones que rompe con el pasado reciente del grupo, un trabajo cuyo sonido tiene que ver con el noise-rock y el grunge y que se emparienta con agrupaciones como Fugazi, Sonic Youth e incluso Nirvana.

Así, con la pieza abridora, “No Future/No Past”, desde un inicio sabemos que estamos ante algo sobresaliente, más aún cuando al piano abridor se le unen guitarra, bajo y batería y aparece la voz de Baldi con ese dejo de agobio que nos recuerda de manera inevitable al estilo de Kurt Cobain. La intensidad va subiendo poco a poco, varias veces todo parece a punto de desbordarse, pero logra contenerse hasta el abrupto final, sin perder jamás su fuerza.

cloudnothings5Graeme_FlegenheimerPor su parte, “Wasted Days” es un tour de force de casi nueve minutos, mucho más rítmico y desatado, que transita con vértigo por pasajes instrumentales en los cuales las guitarras casi llegan al jammimg en la parte intermedia, mientras el bajo resuena poderoso, la batería estalla con estruendo y la voz se desgarra con la suficiente angustia existencial.

El resto del álbum, producido por Steve Albini, no desmerece. “Fall In” y “Stay Useless” son lo más cercano al happy punk, pero se trata de dos temas divertidos y contagiosos. Las cosas cambian con la instrumental “Separation” y su largo y grungero transcurrir y el cambio se acentúa con la híper nirvanesca “No Sentiment” que no desentonaría en In Utero (aunque tampoco en el Dirt de Sonic Youth).

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=RVO5OYoZQHc[/youtube]

“Our Plans” es un canto de desesperación y la concluyente “Cut You” brilla por su escalofriante y enfermiza letra sobre los celos (“¿Puede ser él tan ojete como yo? / ¿Puede causarte una cortada mientras duermes?”), en medio de una música que nos recuerda a los primeros discos de Smashing Pumpkins.

Attack on Memory es un gran disco, una propuesta plena de sustancia e inteligencia en medio de un rock delicioso.

 

 

Un comentario en “Cloud Nothings: ataque a la memoria

  1. Me metí a ésta sección esperando encontrar “rock”… ¿Dónde diablos está? Solo veo textitos pretenciosos de bandas aburridas y chistositas… patético.