Premiata_Forneria_MarconiPor David Cortés

La sola mención del rock italiano provoca suspiros en todo seguidor del progresivo. De ese país mediterráneo surgió una de las vertientes más singulares e inconfundibles de dicha corriente y que ahora mira hacia atrás con orgullo y deja testimonio de ello en Prog Exhibition. 40 Anni di Musica Immaginifica, un box set de siete CD y cuatro DVD en el que se recoge una somera muestra del devenir del progresivo en Italia.

Por aquí desfilan los pilares, los más conocidos: Premiata Forneria Marconi (con Ian Anderson, de Jethro Tull, como invitado), Banco (sublime participación, su colaboración con John Wetton [Asia, King Crimson] no pudo asentarse por problemas legales), The Trip (reforzado, con un Vescovi en gran forma, pero Andersen, en las voces, muy disminuido), Osanna (con un exultante Gianni Leone [piedra fundamental de Il Balleto di Bronzo] y David Jackson [ex Van Der Graaf Generator y The Tangent]), la Nuova Raccomandata con Ricevuta di Ritorno (Thijs van Leer, de Focus, como músico invitado), Aldo Tagliapietra, Tony Pagliuca (Le Orme) y Tolo Marton, más David Cross (King Crimson), con un set decaído desde mi punto de vista.

ProgLa Maschera di Cera, grupo prolífico comandado por Fabio Zuffanti, aunque no hizo llegar lo mejor de su repertorio, sí muestra por qué es una de las mejores bandas de la actualidad; Periferia del Mondo, más inclinado a la fusión, también deja ver por qué ha fungido como relevo de esa panoplia de grupos alumbrados a fines de los sesenta y principios de los setenta. Caras nuevas: Sinestesia, en una vena prog metal que flirtea más con los sonidos anglos que con las raíces del progresivo italiano, y Abash, hijos de la fusión, con tintes de world music y una hermosa cantante (Anna Rita Luceri) al frente.

Si bien este documento funciona como un recordatorio del punto de partida, es mucho más (e inevitable) lo que deja fuera. También muestra que la generación de recambio, al menos en Italia, no ha sido tan prolífica como sus progenitores musicales y que la globalización ha orillado al rock —no sólo el italiano, sino el de todos los países— a perder su identidad nacional. Sinestesia y Abash nacen en el país de la bota, pero pudieron haberse gestado en cualquier otra nación.

Sin embargo, más allá de esta crisis de creatividad que se asoma por todo el orbe, Prog Exhibition es un paquete indispensable para los fans de la vieja guardia y un testimonio obligado para los de reciente cuño que no saben hacia dónde voltear.

 

 

Un comentario en “40 años de música magnífica

  1. Que tal

    Me gustaría saber si hay alguna forma de contactar a David Cortés. Me gustaría entrevistarlo para un documental sobre el Festival de Rock y Ruedas de Avándaro con motivo de su 40 aniversario.

    Saludos.