beach_boys-brian_wilson-1590Por Alejandra Tovar

Una condición que parecería indispensable para disfrutar a plenitud de Brian Wilson Reimagines Gershwin, el flamante nuevo álbum del ex líder de los Beach Boys, es conocer la obra del autor de Porgy and Bess o al menos lo que pudiéramos llamar sus standards. No porque este disco no sea disfrutable en primera instancia, incluso por los neófitos más neófitos, pero sólo si se conocen con cierta profundidad temas tan esplendidos y clásicos como “Summertime”, “It Ain’t Necessarily So”, “S’ Wonderful”, “Someone to Watch Over Me” o “Nice Work If You Can Get It”, por mencionar únicamente algunos, es posible asombrarse, maravillarse, deleitarse y gozar de lo que el creador de esa obra discográfica fundamental en la historia del rock que es Pet Sounds (1966) ha hecho con once piezas clásicas del repertorio de George Gershwin, más dos composiciones inéditas inconclusas, a las que Wilson dio debida culminación con la total autorización, la plena bendición y la absoluta complacencia de la familia del enorme compositor neoyorquino.

No es la primera vez que músicos relacionados con el rock realizan versiones en homenaje a George Gershwin y su hermano Ira. Ya en 1994, debido a su cumpleaños número 80, el armoniquista Larry Adler reunió  a diversos músicos del género para producir el estupendo álbum The Glory of Gershwin (Mercury), en el que participaron, entre otros, Peter Gabriel, Sting, Elton John, Kate Bush, Elvis Costello, Sinead O’Connor, Carly Simon y una decena de cantantes más. Sin embargo, se trataba de un disco demasiado respetuoso, en el que las canciones del legendario compositor fueron modernizadas (cualquier cosa que eso signifique), pero sin aventurarse demasiado al realizar las versiones.

Brian Wilson, en cambio, ha hecho una cosa muy diferente. Con una temeridad y un arrojo tan admirables como arriesgados, tomó las composiciones de Gershwin para desconstruirlas y rearreglarlas de maneras sorprendentes y estupendamente bien logradas. Ahí está, por ejemplo, “They Can’t Take That Away from Me”, transformada en un divertido rock and roll con todas las de la ley, o “I’ve Got a Crush on You”, con su sonido doo wop, o “I Got Ryhthm”, convertida en un surf totalmente a la Beach Boys, o la “Rapsodia en azul”, interpretada casi totalmente a capella.

Brian Wilson Reimagines Gershwin es una joya, un trabajo a la altura del Smile que Wilson grabó en 2004, una afortunadísima combinación de dos grandes talentos de la canción estadounidense del siglo pasado. Un disco imperdible.

 

 

Un comentario en “Una brillante manera de reimaginar a George Gershwin

  1. Like Brian Wilson, I loved Gershwin’s music since I was little although in my case I could not identify the pieces with the author, until I moved to the USA and became more exposed to American culture.

    I can not wait to hear Mr. Wilson’s new versions. I certainly could identify the Beach Boys all the time.